cargando...

Cobi, tú fuiste mi primer gran amigo. Tengo pocos recuerdos de nuestras aventuras juntos, realmente, la mayoría los revivo gracias a mis padres. Muchas gracias. Éramos inseparables, me sentía, y todavía hoy, muy orgulloso de ti. Tú me hacías grande y me enseñaste a perder el miedo a los más grandes, porque tú eras el más grande de todos. Confiaba plenamente en ti, igual que tú en mí. Te echo de menos. Me gustaría que estuvieses aquí. Ahora tengo nuevos grandes y pequeños amigos, te gustarían y tú a ellos.
Tu familia te quiere y se acuerda de ti.