cargando...

Lucía Mulero

Volver a esquelas

Recuerdo tus manos en mi frente cuando estaba enfermo, el remedio definitivo, noches enteras obligándote a mantener esa mano firme sobre mi cabeza para hacerme sentir mejor, fuera lo que fuese, misteriosa y mágicamente… lo conseguía…